18 ago. 2007

Entrevista por Alberto Asprino



Entrevista Realizada Por Alberto Asprino, Curador de Arte, Caracas, Venezuela, 2006.
Alberto Asprino: Paul Parrella, emigra de su cuidad natal, Cumaná a la gran urbe, ¿porqué sales de tu terruño?
Paul Parrella: Descubrirse o por lo menos identificarse como hacedor, como artista, es un hecho ya de por sí muy difícil por lo transformador que es para uno, pero si a eso le sumamos que este descubrimiento ocurre en una tierra donde las posibilidades son escasas, el escenario se torna más dramático. La decisión de abandonar la tierra deviene por el compromiso irrenunciable que por naturaleza he asumido conmigo mismo, sin embargo, no por ello, dejo de llevar a mi tierra guarecida en los ojos.

AA: Una vez logrado tus propósitos profesionales ¿Qué más esperas a nivel de tu carrera artística?
PP: Mis propósitos profesionales y mi carrera artística son uno solo, y de ellos, hasta ahora solamente he cumplido un primer eslabón, un primer peldaño, puesto que la licenciatura yo no la veo como un fin, sino como el serio inicio de una vida comprometida al arte; por lo tanto lo que siempre puedo esperar es tener la fuerza suficiente para seguir pintando, aun, en los tiempos en que mi emocionalidad me lo dificulte. Para mi, el pintar, forma parte de algo que me trasciende y a lo que no puedo huirle.


AA: De tu generación, eres uno de los pocos que insiste en recrear la pintura desde una mirada introspectiva, ¿Qué hay detrás de eso?
PP: Yo siempre he pensado que el artista no es ningún ser con dones divinos que trata de explicar el mundo, más bien todo lo contrario, desde mi territorio, creo que el pintor se vale de su obra para entender al mundo o bien, para entenderse a sí mismo en el mundo, por ello, defiendo que mi obra siempre es una mirada interior de aquello foráneo que de manera permanente me afecta, por el carácter de ser sensible al entorno, en este caso, mi pintura se recrea a sí misma en la contemplación de mis afectos.

AA: Pintura, es la mención de tu licenciatura en el Instituto Universitario de Estudios Superiores de Artes Plásticas Armando
Reverón, ¿Porqué pintura?
PP: Para crear, desde mi caso, no basta simplemente con tener un motivo que te afecte, es necesario estar enamorado de una herramienta que te lleve a explorarte al máximo en tus posibilidades. Soy un gran enamorado del oficio de pintor; preparar una tela, manipular la materia coloreada, abordar un espacio como si fuese un abismo al que hay que darle forma es para mí, una magia que no posee precedentes. Por más que hayas pensado la imagen, la tela y la materia sorprenden aportando constantemente algo nuevo a tus acciones con la herramienta, por más que haya sido soñada, la pintura, siempre te da una cachetada cuando aparece.

AA: ¿Qué expresas en tu obra, o mejor dicho que buscas expresar?
PP: Yo no se si busco expresar, Sé que busco algo por lo menos; lo que me mueve, es una constante incertidumbre ante aquello que va a aparecer, que me va sorprender, el expresar queda como un discurso abierto para aquel que contempla la obra y la reconstruye mil veces con la mirada haciéndola mil veces distinta.

AA: En tu refugio intimo, el taller, ¿Qué encuentras como disciplina?
PP: La obra nunca es un hecho fortuito, una simple ocurrencia, aunque existe algo de azar, creo que la obra aparece producto de un insistir, de hurgarse, de redundarse incluso, hasta que aquello que uno quiere toma forma y madura, y eso, solamente lo proporciona el trabajo continuo en el taller.

AA: En el VIII Salón CANTV, Jóvenes Con FIA, representabas de alguna forma al arte joven del Estado Sucre, ¿Cómo ves su
perspectiva actual?
PP: Vengo de un estado donde la información llega a destiempo, aun con la tecnología actual, es muy poco lo que puede uno orientarse si no se sale en busca de respuestas, lamentablemente en ello deviene una ingenuidad en la obra al momento de abordar ciertos discursos contemporáneos, pero creo que esto es algo de lo que se padece en mayor o menor grado en todo el país a nivel de provincia, por mi parte, siempre me va a complacer el haber salido en busca de mis propias respuestas.


AA: Y la del arte joven en general?
PP: Para el año en que vivimos (2006) creo que cómo jóvenes debemos darnos cuenta y asumir que el problema, no reside en un esnobismo del recurso, o una brillante idea oportuna; de eso la historia del arte nos redime; se trata más bien de enfrentar el compromiso de creador, con convicciones bien definidas que te permitan tomar posiciones firmes en la reflexión de un problema especifico, se trata de mostrar las conclusiones de un proceso de investigación, no de disparar al vacío entre la multitud, es asumir que, crear es una convicción de compromiso e incertidumbre.

AA: ¿Inquieta a Paul Parrella, la exploración de otros medios no pictóricos?
PP: Por ahora no, ya de por si, tratar de pintar es un complicarse bien grande.

AA: ¿Te sientes sólo pintando?
PP: Siempre, lo que hace tan difícil este oficio es que por más que quieras, nadie puede acompañarte.

AA: ¿Influye la realidad del país en tu obra?
PP: No. Mi país me afecta y duele como ciudadano, pero creo estar claro que para efectos políticos, la obra de arte es un objeto por demás inútil, en el mejor de los casos, solamente produce un leve ruido; el artista no debe ocuparse de transformar la política, debe ocuparse de transformar al hombre, de afectarlo en su esencia y tal vez con ello, en consecuencia, transforme al entorno.

AA: ¿Cómo defiendes a tu pintura de lo externo, de cuanto acontece a tu alrededor?
PP: No la defiendo, de ello es lo que me nutro y lo que me lleva a transformar la obra, a hacerla que mute.

AA: ¿Te ves pintando en los próximos años?


En los próximos y espero que en los últimos también...





No hay comentarios:

Author Info

Popular Posts